En una carrera tan larga el físico es muy importante, pero también lo es, o incluso más, nuestra manera de afrontar la competición, pensamientos positivos y tener una estrategia que seguir, y a la vez una estrategia que poder romper, pero siempre con un guión preparado. Tenemos que tener claro el plan a seguir en la ultratrail, y los posibles planes B en caso de que algo fallase.

Mucha gente puede decir, «es coger un ritmo y que pasen los kilómetros…», «chino chana ya llegaremos…», pero todo esto tiene que estar bien controlado:

Conocer el terreno: debemos de saber por que terreno se va a desarrollar para elegir el material que mejor se adapte.

Estudiar el recorrido: tendremos que tener en cuenta el desnivel de la competición, el recorrido, donde estarán los avituallamientos, tiempos de corte si los hubiera … Además, tendremos que tener en cuenta a que hora del día vamos a pasar por según que sitios, para prevenir posibles bajones, como pudiera ser una fuerte y larga subida al medio día.

Chuleta: nos deberiamos preparar y llevar en la mochila un croquis con el perfil, el horario de paso previsto en cada punto que nos marquemos, puntos de avituallamiento y tipo (líquido, sólido…).

Climatología: mirar el tiempo que va a hacer el día de la competición, si es posible mejor de varias fuentes para poder contrastar, de esta manera podremos planificar la alimentación e hidratación, y el material que deberíamos llevar.

Hidratación y planificación comida: podemos marcar en el mismo croquis que hayamos hecho, qué y cuándo lo vamos a comer. Es un punto muy importante a tener en cuenta, ya que una buena reposición hídrica y alimenticia en carrera es clave para que no baje nuestro rendimiento. Además, si está planificado ahorarremos tiempo, y podremos hacer frente a esos momentos, cuando ya llevamos mucho tiempo corriendo que el estómago se nos cierra, pero debemos comer.

Bastones: es algo muy personal y dependerá del recorrido. Lo que está claro es que has tenido que entrenar antes con ellos, y aprender a beneficiarte de su uso, en caso contrario, puede ser más lo que pierdas que lo que realmente ganes.

– Nocturnidad: Nos informaremos sobre el horario de la prueba y en caso de que se nos vaya a hacer de noche, tendremos que haber entrenado esta situación, para intentar tener todo bajo control y dejar cuantos menos factores a la suerte mejor.

Aquí algunos consejos extra:

– Saber gestionar el esfuerzo: no hay que salir «como pollo sin cabeza», la carrera es muy larga, no tengas prisa.

– No te pases de ritmo en las subidas, ya que, posiblemente, luego lo pagarás.

– Esto no es una maratón de asfalto, aquí los ritmos son otros, y variará mucho de las condiciones, así que quitate de la cabeza la idea de salir a tanto el kilometro, mejor guiarte por pulsaciones, o en su defecto por sensaciones.

– Ponte pequeñas metas, el siguiente avituallamiento, el collado, el pico, … así fraccionaremos la carrera y tendremos mayores garantías de éxito.

– Y sobre todo, ten siempre pensamientos positivos. Cuando te vayan a asaltar los negativos, que lo harán, dales la vuelta inmediatamente, y afronta las situaciones con optimismo, ya tendrás parte de la ultratrail en tu bolsillo.

Escrito por EntrenamientOptimo

EntrenamientOptimo

– Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.
– Entrenadores Superiores de Triatlón.
– Entrenadores Superiores de Culturismo, musculación y fitness.
– Monitora de Pilates.
– Deportistas en activo de Triatlón, duatlón, natación…