Nuestra aplastante lógica nos empuja a pensar que cuanto menos mueva las piernas durante el segmento de natación más descansadas las tendré para los otros dos sectores y sí, es cierto, aunque vamos a indagar un poco más.

La teoría dice que la patada solo contribuye un 10-15% en la propulsión total, esto en un nadador bien entrenado, si no es tu caso la contribución es menor aún. Sin embargo no es razón para ignorar la buena técnica del batido, teniendo en cuenta lo que la patada logra cuando se realiza correctamente y lo que puede provocar cuando se ejecuta mal.

Algunas indicaciones para realizar una buena ejecución del batido son:

–          Pensar que el movimiento nace desde la cadera

–          Tobillos extendidos (no en posición de braza): el empeine hará la función de “aletita”

–          Las rodillas se flexionan ligeramente (si uno de tus errores es doblarlas demasiado recomendamos pensar en llevarlas totalmente extendidas como si tuvieras la rodilla “escayolada”)

–          Movimiento continuo

La principal razón para realizar un buen batido de piernas es que mantiene elevadas las caderas lo que se traduce en menor resistencia al avance. Notaremos la diferencia si utilizando un pullboy entre las piernas (sin mover éstas) os notáis mucho más arriba (a todos nos beneficia, pero si suelen ir muy hundidas tus caderas lo notarás en mayor porcentaje). O más claro aun cuando nos ponemos el neopreno y los tiempos de las series son alucinanates.

Otro motivo de tener un buen batido es que puede utilizarse como recurso para momentos puntuales como inicio de triatlones o travesías donde es importante coger una buena posición o un cambio de ritmo para alcanzar a un grupo que tienes a unos pocos segundos.

Y por último recomendamos mover con mayor intensidad las piernas en los últimos metros de natación favoreciendo la circulación sanguínea en el tren inferior y asegurarnos el aporte energético necesario para correr en la transición evitando la sensación de “las piernas no me iban, les costó despertarse”.

En resumen: el batido nos propulsa poco pero nos ayuda a mantener una buena posición del cuerpo y si tengo un mal batido mi resistencia al avance aumenta.

Escrito por EntrenamientOptimo

EntrenamientOptimo

– Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.
– Entrenadores Superiores de Triatlón.
– Entrenadores Superiores de Culturismo, musculación y fitness.
– Monitora de Pilates.
– Deportistas en activo de Triatlón, duatlón, natación…