– ¿Qué? ¿Qué ahora me mandas NO entrenar? Te referirás a no hacer series fuertes y a tomarme las competiciones “cómo un entrenamiento”.

– No, hay que *parar del todo, tu cuerpo y tu mente lo necesitan y volverás con más fuerza.

– ¿¿¿Cómo???

 

¿Por qué hay que descansar?

Tenemos dos motivos, a veces se da uno, o el otro, o los dos al mismo tiempo.

1. Fisiológico: Tras una larga temporada competitiva nuestros ligamentos necesitan regenerarse, nuestros músculos volver a ser los de antes después de posibles microrroturas fibrilares y nuestros tendones, recuperarse completamente. La falta de descanso induce a posibles lesiones por sobrecarga, ya que, si una estructura no está recuperada, el cuerpo tiende a compensarla con otras.

2.Psicológico: estamos saturados de tanto análisis de clasificaciones, rivales, reservas de hoteles, de viajes… que tienes ganas de desconectar de todo ello.

¿Cómo se descansa?

Parece una pregunta de perogrullo, pero si estás acostumbrado a entrenar siempre, quizás ahora no sepas que hacer, o mejor dicho que no hacer.

Durante éste periodo es cierto que cuando “paramos” nos desentrenamos, nuestra forma baja, dicen los estudios que lo primero que se desvanece es la capacidad de utilizar la grasa corporal como fuente de energía (tras 14 días más de un 21% ); también la capacidad de almacenar glucógeno en los músculos (más de un 20%) – según (Rehabilitación de Lesiones Deportivas Mujika y Padilla: Bases Científicas, 117-143, 2003). Pero aprovecharemos para otras actividades de la vida como pueden ser:

  • Descansar: muchas veces ajustamos las horas de sueño para sacar un entrenamiento más, así que aprovecha para que “se te peguen” un poco más las sábanas.
  • Alimentación: esos caprichillos que te sueles quitar… permítete alguno pero sin descuidarte demasiado ya que 1-2kg no pasa nada pero más… luego costará quitárselos.
  • Familia y amigos: seguro que ellos te han apoyado y les has “robado” algo de tiempo así que es hora de compensar. – Otras actividades deportivas: un partidito de frontón, de fútbol, ski , patinar, escalada, senderismo…
  • Triatlón: si te apetece realizar alguno de los segmentos que componen el triatlón que sea sólo por disfrutar, no por entrenar.

*Aunque en el diálogo introductorio dice parar del todo hay que matizar que hay que recomendamos hacer alguna actividad física suave cada 2-3 días.

¿Cuánto tiempo?

Tu cuerpo y mente te lo dirán, llegará un día que empezarás a notar ese cosquilleo en el estómago que te empuja a calzarte las zapatillas, ponerte el casco o preparar la mochila de natación, la próxima temporada está empezando. Oscilará entre un mínimo de 2 y un máximo de 6 semanas ya que dependerá de lo saturado que hayas acabado la temporada, o lesionado, u otras causas personales que te impidan volver a tu rutina (trabajo, nacimiento hijos, boda…)

A partir de éste momento comienza a planificar la nueva temporada, háblalo con tu entrenador si lo tienes y…

¡a disfrutar!

Escrito por EntrenamientOptimo

EntrenamientOptimo

– Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.
– Entrenadores Superiores de Triatlón.
– Entrenadores Superiores de Culturismo, musculación y fitness.
– Monitora de Pilates.
– Deportistas en activo de Triatlón, duatlón, natación…